DÍA INTERNACIONAL DEL SÍNDROME DE ASPERGER 2020

18 de febrero: Día Internacional del Síndrome de Asperger

El próximo 18 de febrero se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger, como cada año desde 2007. Esta fecha coincide con el aniversario del nacimiento de Hans Asperger, psiquiatra austríaco que describió por primera vez este síndrome.

Para este día estimamos necesario que el tejido asociativo traslade a la sociedad un mensaje unificado, con el objetivo de amplificar la difusión e impacto de nuestras reivindicaciones, centradas este año en el reconocimiento de derechos y la igualdad de oportunidades para las personas con síndrome de Asperger.

Los objetivos que perseguimos al celebrar este día son:

  • Posicionarnos como referencia para las personas con trastorno del espectro del autismo sin discapacidad intelectual asociada (síndrome de Asperger), reivindicando el ejercicio efectivo de sus derechos y la igualdad de oportunidades.
  • Fortalecer la idea de que el síndrome de Asperger es trastorno del espectro del autismo sin discapacidad intelectual ni dificultades significativas en el desarrollo del lenguaje
  • Visibilizar al colectivo, a su realidad, necesidades y capacidades, promoviendo la concienciación social para conseguir un cambio en la percepción del colectivo y en la actitud hacia las personas con TEA.

 

Acto institucional con motivo del Día Internacional del síndrome de Asperger: INAUGURACIÓN DA MOSTRA UN DE CEN: COMPRENDENDO O ESPECTRO

Igual que el año pasado desde la Federación Autismo Galicia, nos sumaremos a la campaña y argumentario de Autismo España, pero también queremos dar relevancia a este día conmemorando la fecha con un acto institucional.

Por lo que el 18 de febrero, Día Internacional del Síndrome de Asperger, inauguraremos la muestra UN DE CEN: COMPRENDENDO O ESPECTRO, en ABANCA, Sala de Exposicións I Sede Afundación Vigo, Policarpo Sanz 26. 

Estáis invitad@s a sumaros al evento y haceros eco de dicha reivindicación, así como a seguir las actividades que se planifiquen con este motivo desde la asociación ASPERGA, y campaña de Autismo España.
 

Actividades programadas

Con motivo del Día Internacional del Síndrome de Asperger, la Federación Autismo Galicia y la Asociación  ASPERGA  (Asociación  Gallega de  Asperger), organizan en el ámbito de la comunidad gallega un ciclo de charlas informativas y de sensibilización.

¿CONOCES El SÍNDROME DE  ASPERGER? Claves para identificarlo, abordarlo y  cómo conseguir los apoyos necesarios.

Profesionales de  ASPERGA (Asociación  Gallega de  Asperger) y de la Federación Autismo Galicia explicarán las características específicas de este síndrome, darán a conocer los servicios de atención, programas que ofrece la asociación y proporcionarán información detallada acerca de los recursos y ayudas disponibles. El objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas con SA y lograr un futuro de inclusión.

 

FECHA: Sábado 8 de febrero

Lugar: TEO.  Mediateca municipal del Grillo (Cacheiras)

Hora: 18:00 a 20:00 h

Ponentes: Valentín Varela Valiño (psicólogo), Yago Lage Caramelo (trabajador social) y Cristina Couto (psicóloga)

 

FECHA: Sábado 15 de  febrero

Lugar: LUGO. Centro Cultural La Vieja Cárcel

Hora: 17:30 a 19:30 h

Ponentes: Laura Gándara Insua (terapeuta ocupacional),  Paloma Rodríguez Blanco (psicóloga) y Cristina Couto (psicóloga)

 

FECHA: Viernes 28 de febrero

Lugar: OURENSE. Centro Cultural Marcos Valcárcel

Hora: 18:00 a 20:00 h

Ponentes: Uxío Amil Álvarez (psicólogo),  Sira Cerviño Carro (terapeuta ocupacional) y Cristina Couto (psicóloga)

 

Derechos e igualdad de oportunidades para las personas con síndrome de Asperger

Desde la Federación Autismo Galicia nos sumamos a la inciativa de Autismo España con motivo del  Día Internacional del síndrome de Asperger reivindicando la igualdad de derechos y oportunidades para las personas con Síndrome de Asperger.

 

El enorme vacío legal que existe hace que las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) sin discapacidad intelectual asociada, fundamentalmente personas con Síndrome de Asperger, queden excluidas del reconocimiento de determinados derechos que le son inherentes, produciéndose un incumplimiento de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social y de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.


Las principales demandas del colectivo aparecen recogidas en la Estrategia Española en TEA:

 

  • Mejora en la detección e identificación temprana de sus características, con el objetivo de acceder lo antes posible a un diagnóstico especializado y a los apoyos específicos que precisa la persona.
  • Garantizar el acceso y disfrute de una educación individualizada, inclusiva y de calidad en todas las etapas educativas, incluyendo las postobligatorias (formación profesional, enseñanzas universitarias...).
  • Favorecer una educación libre de bullying y acoso escolar, garantizando la prevención, identificación e intervención especializada que lo haga posible.
  • Promover el acceso al empleo y el desarrollo de la carrera profesional, favoreciendo la sensibilización e implicación del tejido empresarial y garantizando los recursos de apoyo individualizados que precise cada persona.
  • Favorecer el disfrute de la vida independiente al hogar familiar, asegurando los apoyos que cada persona precise para hacerlo posible.
  • Promover la salud, especialmente en aspectos relacionados con el bienestar emocional y la salud mental, favoreciendo el disfrute de la calidad de vida y el afrontamiento positivo de las demandas del entorno.
  • Garantizar la inclusión social, así como el acceso y disfrute de todos los recursos, bienes y servicios de la comunidad, favoreciendo el diseño universal y la accesibilidad de los mismos (especialmente en aspectos relacionados con la accesibilidad cognitiva).
  • Promover la formación y capacitación de diferentes sectores profesionales en relación a las necesidades de las personas con TEA sin discapacidad intelectual asociada, especialmente en aspectos relacionados con la detección y el diagnóstico precoz, la educación, el empleo, la salud y la vida independiente.

 

El Síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger está incorporado en la definición de TEA. Según los criterios que establece el DSM 5 se identificaría bajo la denominación de “TEA sin déficit intelectual acompañante” o “TEA sin discapacidad intelectual asociada”.

La denominación social de síndrome de Asperger se mantiene por una cuestión identitaria y por el sentimiento de pertenencia que pueden presentar las personas que, en algún momento, han sido diagnosticadas bajo esta categoría.

En el caso del TEA sin discapacidad intelectual asociada, o síndrome de Asperger, las principales características en el área de la comunicación social se manifiestan en relación a la comprensión y manejo de los aspectos verbales (interpretación de significados no literales del lenguaje, pragmática…) y no verbales (contacto ocular, gestos, postura corporal, etc.) de la comunicación, y en su uso social (comprensión de situaciones sociales, manejo de relaciones interpersonales, resolución de conflictos, etc.). En el ámbito de la flexibilidad del pensamiento y del comportamiento, se presentan patrones restringidos, estereotipados y repetitivos de intereses y conductas, que hacen que para la persona sea difícil adaptarse de manera flexible a las demandas cambiantes del entorno.

 

Características del síndrome de Asperger

Todas las personas con TEA comparten características que definen este trastorno y que se manifiestan fundamentalmente en dos áreas de su desarrollo evolutivo y funcionamiento personal: la comunicación social y la flexibilidad del comportamiento y del pensamiento.


En el caso del TEA sin discapacidad intelectual asociada, o síndrome de Asperger, las principales características en el área de la comunicación social se manifiestan en relación a la comprensión y manejo de los aspectos verbales (interpretación de significados no literales del lenguaje, pragmática…) y no verbales (contacto ocular, gestos, postura corporal, etc.) de la comunicación, y en su uso social (comprensión de situaciones sociales, manejo de relaciones interpersonales, resolución de conflictos, etc.).

En el ámbito de la flexibilidad del pensamiento y del comportamiento, se presentan patrones restringidos, estereotipados y repetitivos de intereses y conductas, que hacen que para la persona sea difícil adaptarse de manera flexible a las demandas cambiantes del entorno.