Diagnóstico

LA DETECCIÓN PRECOZ

 

Muchas familias recorren ese período incierto en el que notamos ciertas señales de alerta en nuestros niños y niñas. Tenemos que tener en cuenta que es en el ámbito familiar o escolar donde se advierten estas señales, por lo que serán las personas más allegadas las que en primera instancia tengan el mayor conocimiento de aquello que notamos como “diferente", aquellas señales que nos hacen ir en busca de un diagnóstico.

Un camino por el que han transitado muchas familias. Esta primera incertidumbre, manifestada desde el núcleo familiar, es el primer paso a un diagnóstico, con el que podremos comenzar a comprender el por qué y también el cómo podremos ayudar a nuestros niños y niñas.

 

 

La detección precoz de los TEA es de gran importancia ya que está demostrado que una intervención y tratamientos tempranos van a repercutir muy positivamente en la evolución de las personas atendidas y en sus familias.

Cuando el/la pediatra o el/la educador/a detectan alguna señal o signo de alerta, derivan a los familiares a neuropediatría, neurología o psiquiatría que se encargará de realizar pruebas diagnósticas o derivar a otro servicio si se considera.

Para hacer un diagnóstico de autismo es importante tener en cuenta a la persona en todo su contexto. Para ello, hay que valorar distintos aspectos .

 

El autismo se manifiesta en los primeros tres años de vida, varios estudios nos hablan de marcadores tempranos de TEA cerca de los 12 meses de edad.

No se diagnostica a través de la presencia de marcadores biológicos,  el TEA es un trastorno con muchas diferencias individuales, no existe un patrón tipo de evolución clínica, si no que se determina a través de un proceso de observación, un análisis exhaustivo del comportamiento de la persona, conociendo su historia del desarrollo y aplicando pruebas médicas y psicológicas y estableciendo el diagnóstico cuando se observan los síntomas característicos.

Para el diagnóstico se siguen los criterios diagnósticos recogidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales del DSM V  o en la CIE-10.

La última edición del DSM V desaparecen las categorías independientes incluidas en los Trastornos Generalizados del Desarrollo ( Trastorno Autista, Síndrome de Asperger, Trastorno Desintegrativo infantil, Síndrome de Rett y Trastorno Generalizado del Desarrollo- No Especificado), y se agrupa en un solo nombre “Trastorno del Espectro del Autismo”, que se enmarca en una nueva sección denominada “ Trastornos del Neurodesarrollo”.

 

En esta clasificación queda excluído el Síndrome de Rett y se modifica la conceptualización del Trastorno Desintegrativo de la infancia debido a que ha habido hallazgos recientes en investigación y opinión de expertos en relación con los casos de autismo asociados a pérdidas de habilidades adquiridas.

Otro de los cambios en el DSM 5 importantes a la hora de hacer un diagnóstico son la unificación de las áreas de comunicación y competencia social, porque se entiende que son inseparables especialmente en las primeras etapas del desarrollo.  Se incorporan las alteraciones en el procesamiento de información sensorial (hiper o hiposensibilidad a estímulos sensoriales) que se presentan asociados con frecuencia a muchas personas con autismo. Y el DSM 5 (APA,2013) incorpora una descripción dimensional de la gravedad o severidad de la sintomatología en las dos áreas del desarrollo alteradas en el autismo, así como la intensidad de apoyo que necesita la persona.

 

Una persona puede tener TEA y tener asociado otro diagnóstico, dando lugar a un diagnóstico doble, como epilepsia (con mayor prevalencia que en la población general, hiperactividad, trastornos del sueño o trastornos obsesivo compulsivo. También podemos encontrar otras alteraciones en la salud mental, sobre todo en personas con TEA sin discapacidad intelectual y a partir de la adolescencia, como ansiedad, depresión y otros trastornos del estado de ánimo.

Ante sospechas de TEA es importante descartar o confirmar el diagnóstico con la finalidad de empezar a abordar las necesidades que tenga la persona de manera específica y especializada.

Aunque cabe destacar la importancia de la detección precoz, esto no es excluyente para que el diagnóstico sea más tardío, como en adultos que no han sido diagnosticados previamente,  personas que la detección es más compleja, en los que se debe valorar su evolución, o personas que no hay una clara manifestación de sus síntomas hasta el inicio de la edad escolar.

Dicho análisis debe realizarse por expertos en autismo que tengan experiencia en valoración diagnóstica. Así mismo, el diagnóstico debe realizarse por  un equipo multidisciplinar, de psicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales etc., y debe ajustarse a la realidad de la persona y a todos sus contextos más próximos.

Este equipo será el encargado de llevar a cabo posteriormente una intervención multidisciplinar que incluirá al niño/a, a la familia y al entorno.

 

SERVICIOS DE VALORACIÓN Y DIAGÓSTICO

La red de servicios de la Federación Autismo Galicia dispone de servicios de valoración y diagnóstico, donde se realiza una valoración de todas las áreas del desarrollo con la finalidad de hacer una evaluación y diagnóstico del autismo.

Una evaluación diagnóstica eficaz y ética con la persona y con la familia es aquella que, basándose en criterios diagnósticos consensuados a nivel internacional, aporta propuestas de intervención así como una evaluación funcional de la persona.

Una evaluación diagnóstica multidisciplinar adecuada debe recoger detalladamente información sobre el comportamiento de la persona tanto en situaciones clínicas como en contextos naturales o la recepción de información procedente de contextos naturales  en los que se desarrolla la persona (familia, centro educativo..) . Junto con información sobre la conducta, la socialización,la comunicación, a través de una observación  sistematizada y apoya en instrumentos y escalas de diagnóstico.

Además se requiere una valoración médica que evalue las pruebas clínicas ( biométricas, de neuroimágen, estudios genéticos,...) que son recomendados en cada caso.

De cara a realizar unha avaliación diangnóstica es importante  recoger información del nivel de desarrollo o competencias cognitivas, lenguaje y comunicación, evaluación de síntomas de los TEA (ADI-R, ADOS-“, evaluación de la conducta adaptativa, y la evaluación de intereses y actividades.

Para recoger toda esa información, es importante, como plantean  las guías de  buenas prácticas, las entrevistas  semi-estructuradas a  padres madres y familias, asi como la observación directa de la persona.

 

 

 

En la Federación Autismo Galicia cuentas con el SERVICIO DE VALORACIÓN Y DIAGNOSTICO EN LAS DISTINTAS ENTIDADES QUE OFRECEN ESTA ATENCIÓN

UNHA RED DE SERVICIOS PARA PERSONAS CON TEA 

UNHA RED DE SERVICIOS PARA FAMILIAS

Para más información sobre ésto o culauqier otro tema no dudes en consultarnos, estamos aquí para atenderte. Llámanos o ponte en contacto a través de ÉSTE FORMULARIO.

 

 

 



Federación Autismo Galicia
http://www.autismogalicia.org/
http://www.autismogalicia.org/index.php?V_dir=MSC&V_mod=showart&id=243